FacebookYouTube

Devolución de los medios de comunicación a sus legítimos propietarios

El 28 de julio de 1980, Fernando Belaunde, haciendo honor a sus profundas convicciones democráticas, devolvió los medios de comunicación a sus legítimos propietarios y restauró en el país la plena libertad de expresión. Los diversos medios de prensa habían sido confiscados durante la dictadura militar que lo antecedió en el gobierno.

Belaunde había expresado públicamente que, luego de asumir el mando, no pasaría una sola noche en Palacio de Gobierno mientras los órganos de prensa no estuvieran de regreso en las manos de sus verdaderos propietarios. Fue entonces que, sin quebrantar la seguridad jurídica ni transgredir los fueros del Congreso, utilizaría las normas dictadas por el gobierno militar para el despojo, para restablecer la libertad.