FacebookYouTube

La carretera Marginal de la Selva

Fernando Belaunde Terry

Fernando Belaunde Terry y la carretera Marginal de la selva

Desde el primer día de su gobierno, Fernando Belaunde Terry planteó el proyecto de construcción de la carretera Marginal de la Selva, que una vez concluida se extendería desde Arauca, en la frontera de Colombia y Venezuela, hasta el terminal ferroviario de Santa Cruz, en Bolivia, uniendo las tres grandes cuencas fluviales de América del Sur (Orinoco, Amazonas y La Plata), conectando en su extenso recorrido a Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Argentina.

Una vez culminada la obra, se harían accesibles más de 7 millones de hectáreas de elevado rendimiento agrícola sobre un nuevo espacio habitable y productivo para millones de colonos. Estudios preliminares permitían prever que la zona de influencia de la carretera en el Perú se extendería a más de 2 millones de hectáreas, favoreciendo a más de 600 mil habitantes al generar una producción agrícola estimada en más de 10 millones de dólares por año de aquellas épocas.

Representantes de los cuatro países directamente involucrados –Perú, Colombia, Ecuador y Bolivia- acordaron en Lima, en enero de 1964, la pronta iniciación de la obra. En el Perú, el trabajo se concentró en el eje Tingo María-Moyobamba que más tarde, con la terminación del tramo Jaén-San Ignacio, logró la unión de esta provincia fronteriza con la carretera Lima-Pucallpa.

La construcción de los primeros tramos de la Marginal, que unió Tarapoto con Juanjuí, Campanilla y Moyobamba, elevó sustancialmente el número de hectáreas cultivables en la región, lo que convirtió al departamento de San Martín en líder de la producción agrícola nacional.

Ver más obras del primer gobierno