Preservando la democracia

Al terminar su gobierno, Belaunde retoma sus actividades como conferencista internacional. En 1990 impulsa la candidatura de Mario Vargas Llosa con el Frente Democrático (FREDEMO). En 1992 condena el autogolpe de Alberto Fujimori, que interrumpe el orden constitucional en el país. En el 2000 fue una de las voces promotoras de la unidad de las fuerzas democráticas. Apoyó la Marcha de los Cuatro Suyos, en respuesta al fraude electoral, y en el 2001 respaldó, sin reservas, el gobierno transitorio de Valentín Paniagua para restaurar la plena vigencia de la democracia en el Perú.